Qué es Lógica Sonora




¿Qué es la Lógica Sonora?
por José Mataloni


La primera realidad es que no puedo definir qué es lógica sonora. De esta forma, lo primero que es, es que es algo abierto. Lo que sí se es que sé lo que no es: y no es simplemente música, como normalmente se piensa, aunque la música, (por ser sonora), está obviamente incluida, pero lo “sonoro” está mucho más allá de la música.

Por lo general, pensamos en lógica sonora como algo que podemos recibir y recibir con  los oídos, o con la mente, en definitiva, o sea, a través de la escucha física, mientras tanto, empero, nos olvidamos de lo que podemos emitir y de lo que podemos pensar. 
Es decir, no existe sólo que podemos escuchar con los oídos, ni lo que podemos emitir en el plano más concreto, si no también lo que podemos percibir, digamos, dentro nuestro, es decir, mentalmente. 
Nuestras mentes están llenas de sonidos, somos repetidoras de sonidos que no estén en la realidad concreta. Recreamos sonidos, además de percibirlos.

Por otra parte, a todos los sonidos que escuchamos, tanto dentro de nosotros como fuera de nosotros, digamos para entendernos en forma sencilla, a todos los sonidos, decía, les podemos validar, como también los podemos des-validar. 
De todas formas, no se trata de un control mental, o moral de lo que sucede en nosotros. 

El tema más importante, me parece, es que el receptor puede, simplemente “ELEGIR”. Esto nos da una amplitud sorprendente. Elegir da 57, es decir es la lógica del origen, una que siempre elige lo nuevo y no lo repetido. 
Por lo tanto, puedo repetir un concepto moral, (al cual me aferro), o también puedo validar un sentimiento/pensamiento, (aunque me haga mal, aunque sea vulnerable a él, aunque me alarme), o bien, puedo elegir dejarlo suelto, o bien, digamos, dejarlo pasar. 

Es decir, en vez de seguir dándole validez a lo que resuena, tanto dentro o fuera de mí, en vez, así mismo, de controlar o juzgar el pensamiento, simplemente, me abro más allá de este plano. Repito  para remarcarlo: no lo controlo, no lucho con él, simplemente, salgo de este plano. 

Entonces, tenemos una cosa que es necesario también recalcar: El receptor puede elegir  a qué plano le está dando validez. Esto, debe instar en ello, nos da una libertad que no está contemplada en el cuarto plano, repito nuevamente: en vez de controlar o sumirme a una lógica de valores, o a una lógica de vulnerabilidad, la lógica de lo que escucho, o de que percibo, “puede ser elegida por el receptor”. 
Explicito: puedo elegir dejarme llevar por las reglas morales, o por la vulnerabilidad, o puedo comprender que son voces de un plano, un plano inferior al plano del origen, y entonces, puedo no elegirlo. 

Por lo tanto, la lógica sonora nos permite elegir, elegir tanto lo que está fuera nuestro, como lo que está en nosotros. En esto destacamos la importancia que tiene el receptor para optar una lógica del programa o una lógica del origen. Por lo tanto, esto  implica que no depende sólo de los valores del receptor o dejarlo a la suerte de lo que pueda emitir el origen, sino que se trata de una COLABORACIÓN entre los planos. En el que el receptor tiene una importancia vital, digamos que es el que abre o cierra una compuerta que nos va a llevar, nada menos, a que podemos ver o vivir en la realidad, una lógica u otra, es decir, una realidad u otra.
Por supuesto, como digo en mi libro “Ver y no Validar”, todo depende de la validación o no de lo que veamos, o en este caso, de la lógica que escuchemos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Claves" de Lógica Sonora

Estirar el Diseño